Entrada destacada

Visita nuesta página Web Oficial

Este es un blog complementario de la página oficial. Visita nuestra página Web y conoce mas sobre la  Institución.

23 octubre, 2015

Rector de la UPEL afirma que docentes venezolanos viven de la vocación frente a las limitaciones económicas


Para el rector de la UPEL, doctor Raúl López Sayago, el educador en Venezuela vive de la esperanza y de su vocación, porque a diario debe enfrentar una vida de limitaciones signada por los bajos salarios y la ausencia de seguridad social. A su juicio el Estado venezolano no ha entendido la importancia de la profesión docente y el lugar que el educador debe tener en la sociedad como formador de ciudadanos que contribuirán al desarrollo de la nación.

El Rector de la UPEL hizo estas consideraciones durante su participación en el programa de Román Lozinski en la emisora Éxitos 99.9, el pasado miércoles 21 de octubre, al ser entrevistado para la serie Ventajas y desventajas de ejercer la docencia en Venezuela, que realiza el comunicador social y en la que ha abordado distintos áreas como la medicina y el periodismo.

Atendiendo al título del programa, el doctor López Sayago manifestó que la ventaja de ser docente  en Venezuela es que el profesional tiene una posición privilegiada para formar a los ciudadanos que ayudarán al progreso del país, profesionales con competencias para trabajar en el país que se desea. En cuanto las debilidades, hizo referencia al deterioro de la infraestructura educativa y a los bajos sueldos que perciben los docentes. “Otra de las desventajas fuertes que tenemos es la precariedad de los sueldos. Un docente en este momento mientras está  en una infraestructura que no es la mejor del mundo para impartir  enseñanza, para llevar adelante esa misión tan importante  que es la formación de jóvenes, está pensando en lo que llevará a su casa y en cómo darle una vida digna a sus hijos”.

El Rector de la Universidad de los Maestros considera que hasta ahora los gobiernos no han comprendido la trascendencia de la labor educativa y de quienes la ejercen, por cuanto sólo desde el ámbito educativo puede alcanzarse el progreso de un país. Aseguró que la inversión académica no ha sido sostenida, de allí que no se ha mantenido el ritmo de crecimiento que debe tener la educación en un país que aspire a desarrollarse.

Para López Sayago la vocación es la que le permite al educador venezolano cumplir día a día con su trabajo, pero al mismo tiempo reconoció que una gran cantidad de jóvenes está emigrando en busca de mejores oportunidades para desarrollarse como profesionales de la docencia y tener “una vida digna”.

Si bien es cierto que la educación es un factor de movilidad social, el rector de la UPEL considera que en Venezuela esta premisa no se cumple. “En este momento el que estudia para la carrera docente, al igual que otras profesiones, la esperanza no los está ayudando mucho en cuanto al futuro inmediato que pueden tener en nuestro país.  En eso tienen  que revisarse fundamentalmente el Ejecutivo nacional y los entes rectores de la educación en el país, tienen que invertir mucho más en educación y se tiene que ver la educación como la palanca  para el cambio en positivo, para el crecimiento, para el avance, para el progreso”.
Reconoció que la profesión no es atractiva para las nuevas generaciones, porque mientras en otros países los docentes ocupan un lugar privilegiado en la sociedad, en Venezuela los maestros enfrentan condiciones críticas. “Nosotros estamos atrás de los estudiantes, estamos tratando de reclutar jóvenes estudiantes para que se formen en nuestras aulas  para la carrera docente. No tenemos la misma demanda que teníamos  7, 8, 10 años atrás, porque la desesperanza creo que se está adueñando  de muchos de nuestros jóvenes y no están viendo en nuestra profesión la posibilidad de tener una mejor condición de vida”.

La máxima autoridad de la UPEL explicó que durante mucho tiempo la educación en Venezuela creció de manera sostenida, pero avanzados los años `80 la inversión comenzó a decaer y esa tendencia se acentuó a partir del año 2000. “Se amplía la oferta, se crean las misiones, se comienzan a aperturar nuevas universidades, pero no se invierte en infraestructura física, no se invierte académicamente en las universidades consolidadas, se dejan relegadas a las universidades consolidadas como la UCV, la Universidad del Zulia, la Universidad Pedagógica Experimental Libertador y la Universidad de Carabobo. En fin, observas que comienza a estancarse de una manera espantosa la inversión en educación”.
López Sayago sostiene que la desinversión en las universidades ha ocasionado la disminución de sus productos de investigación, de la producción del conocimiento, de la participación de los investigadores venezolanos en eventos internacionales que les permitan el intercambio con sus pares, o la organización en el país de actividades académicas con la asistencia de los mejores especialistas del mundo. “Hoy no lo ves porque no están invirtiéndose los recursos en lo que es verdaderamente importante. Yo sostendré siempre que si el país no invierte en educación verá muy mermado su aspiración a ponerse a la par de los países que están avanzando de manera sostenida en el progreso”.

El Rector de la UPEL afirmó que la situación por la que atraviesan los docentes venezolanos en el ejercicio diario de su profesión no distingue afiliación política o preparación, de allí que también los graduados de las misiones Robinson y Rivas padecen la crisis de la misma manera que los egresados del resto de las universidades del país.

Escrito por: Angley Vivas