02 julio, 2009

¿Educación Física sin canchas?

Los miembros de la comunidad sisomartiniana pueden estar preguntándose ¿Cómo existe la Especialidad de Educación Física en el Instituto sin instalaciones deportivas? ¿Cuál es la calidad académica con la que pueden egresar estos profesionales? ¿Cómo hacen los profesores y estudiantes de la Especialidad de Educación Física para desarrollar el Plan de Estudios con éxito? Éstas y otras preguntas surgen entre profesores, estudiantes, personal administrativo, personal obrero y la comunidad en general del estado Miranda. Es probable que desconozcan acerca de las instalaciones deportivas con las que cuenta el Instituto, de la calidad académica de los futuros profesionales, de la ejecución satisfactoria del Plan de Estudios, así como de la realidad de la Educación Física en las escuelas, colegios, liceos, escuelas técnicas, colegios e institutos universitarios y universidades que se albergan en este Estado. Del mismo modo, pueden no conocer el deterioro de la salud de los habitantes de esta región, el déficit de profesores de Educación Física en las instituciones educativas, los escasos cupos que ofrece el Instituto Pedagógico de Caracas (Alma Mater de la Educación Física en Venezuela), con apenas 100 admitidos por cada proceso de admisión, donde aplican alrededor de 1.800 aspirantes pertenecientes a la Gran Caracas y el estado Miranda, en su mayoría.

Este panorama apunta hacia una situación compleja y difícil de atender. La comunidad universitaria predica, en algunos casos, posturas ingenuas y a priori de esta especialidad sin conocer a profundidad la iniciativa que motivó a los especialistas de Educación Física del Instituto a realizar el proyecto de factibilidad de esta interesante profesión de la carrera docente.

Hagamos un poco de historia. En 1983 el Instituto Universitario Pedagógico Experimental José Manuel Siso Martínez, perteneciente al Ministerio de Educación, para ese entonces, ofrece la Especialidad de Educación Integral Mención Salud, Educación Física y Recreación, con la intención de darle respuesta al Nuevo Diseño Curricular de Educación Básica, donde logró preinscribirse un grupo importante de aspirantes. En 1987 egresó el primer grupo de profesores de Educación Integral con la mención señalada. Ese mismo año hubo modificaciones en el Plan de Estudios y cambia, igualmente, la mención a Educación Física y Deportes, egresando 126 nuevos profesionales en la Sede de La Urbina y la Extensión de Río Chico. En 1999 se produce un nuevo cambio en el Plan de Estudios y se cierra, por decisión del Consejo Universitario, la Especialidad de Educación Integral Mención Educación Física y Deportes.

Es importante señalar que los profesores y estudiantes de la Mención de Educación Física y Deportes lograron culminar con éxito el proceso de formación académica, asistiendo responsablemente a las instalaciones deportivas que, a través de contratos y convenios, el Instituto adquirió para el desarrollo de esta mención. Entre las instalaciones con las que se contaba, para la Sede de La Urbina, se encuentran: Liceo Gustavo Herrera (piscina, canchas múltiples, campo de béisbol), Club Deportivo Don Bosco, Colegio La Salle, Parque Miranda, Parque del Este; en la Extensión de Río Chico: Concha acústica, Campo de béisbol Vidal López, Gimnasio de San José, Gimnasio José Urbina e Ipasmar. Se logró contar con profesores con amplia experiencia, con estudios de cuarto y quinto nivel, además de demostrar un alto compromiso con la mención.

Actualmente, los egresados en la Mención de Educación Física y Deportes han alcanzado una excelente proyección en las instituciones educativas oficiales y privadas de los diferentes niveles del sistema educativo nacional, gracias a su trayectoria, nivel académico, responsabilidad, entre otras características que identifican a un recurso humano de calidad.

En 1995 los directivos del Instituto deciden crear una Comisión del Consejo Directivo, coordinada por el Prof. Luis Martínez, Jefe del Departamento de Educación Física, para elaborar el proyecto de la Especialidad de Educación Física. El proyecto se presentó al Consejo Directivo, y fue devuelto con observaciones sin tener mayor aceptación. En 1999 y 2001 se presentó, nuevamente, el proyecto con las respectivas correcciones y tampoco obtuvo receptividad.

En el 2005 la Zona Educativa del estado Miranda presiona al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y éste, a su vez, a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador para que inicie el estudio respectivo para la creación de la Especialidad de Educación Física en el Instituto. El Consejo Directivo decidió conformar una comisión que elaborara el proyecto de factibilidad de la especialidad, coordinada por la Profa. Elizabeth Fernández, Prof. Eleardo Cabrera, Prof. Omar Pereira, Bach. Jesús Enrique Pérez y el Prof. Jesús Navarro.

La comisión trabajó intensamente para elaborar el proyecto, encontrando datos interesantes en la necesidad de la población y que, además, justificaban la creación de la especialidad, entre ellos: el 48,44 % de un total de 322 docentes en el área son bachilleres con experiencia deportiva; el 12, 73 % docentes de Educación Integral, 6,58 % Técnicos Superiores Universitarios y 32,29 % profesores de Educación Física. El 67,75 % de los docentes no son graduados en el área, la misma información revela que el porcentaje de docentes no graduados llega a ser hasta del 80 %, aproximadamente. A esto se le suma que la matrícula escolar del estado Miranda presentó un ascenso desde el 2004 al 2008 en, aproximadamente, 20.000 estudiantes por año escolar en cada nivel. Con estos datos y otros elementos que exigía la Universidad se culminó el proyecto, siendo aprobado por el Consejo Directivo y Consejo Universitario en el 2006.

Después de esta decisión, el Instituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso Martínez está tratando, con mucho esfuerzo y dedicación, la prosecución de esta especialidad que se inició en el 2006, con una admisión en la Sede de La Urbina, la Extensión de Río Chico y la Extensión de Nueva Cúa de 240 bachilleres de un total de 1.010 aspirantes; en el 2007 y 2008 se admitieron 160 en cada año. Además, se han efectuado tres procesos de cambio de especialidad en la sede y las extensiones, agregando 55 estudiantes a la especialidad. Para el 2009 se estima un ingreso de 120 bachilleres entre la sede y ambas extensiones. En la actualidad, la especialidad y el Departamento de Educación Física cuentan con 615 estudiantes, aproximadamente, 10 profesores ordinarios, 23 profesores contratados y una secretaria.

Las instalaciones deportivas, bibliografía especializada, material deportivo, equipos tecnológicos, espacio físico idóneo, entre otras cosas, son necesarias, pero no determinantes, lo que invita a los interesados en esta especialidad a dar el cien por ciento de sus conocimientos, estrategias, disciplina, actitud positiva, perseverancia y dedicación para que pueda surgir y consolidarse sin mayores dificultades.

Por su parte, la Zona Educativa del estado Miranda está aceptando como requisito mínimo para incorporar como personal fijo en el Ministerio de Educación a aquellos estudiantes que tengan aprobado quinto semestre, anteriormente se exigía séptimo semestre de estudios en los institutos pedagógicos, pero por la falta de recursos humanos se tomó la decisión de aceptar el quinto semestre. También es importante resaltar que a los próximos egresados se les garantizará cargos fijos en el Ministerio de Educación, Gobernación y alcaldías de esta región.

En cuanto a la salud de los ciudadanos del estado Miranda, es fundamental reconocer que la actividad física, el deporte y la recreación son medios importantes para evitar las enfermedades de hipertensión, obesidad, problemas cardiorespiratorios, malnutrición, higiene bucal, equilibrio emocional, autorrealización, problemas posturales, stress, entre otros. Estas dificultades se pueden evitar con una buena educación para la salud a través de las clases de Educación Física que se imparten en las escuelas y liceos. Para ello es necesario profesionalizar a los docente no graduados y capacitar-actualizar a los docentes graduados, quienes son los responsables del desarrollo biopsicosocial de los ciudadanos.

Por lo pronto se necesita la mayor de las colaboraciones y el apoyo a esta especialidad en función de enriquecer y fortalecer la Educación Física en el Instituto y en el estado Miranda, para que redunde en una mejor calidad de vida y productividad de los ciudadanos.

Dr. Jesús Navarro

Jefe del Departamento de Educación Física