Entrada destacada

Visita nuesta página Web Oficial

Este es un blog complementario de la página oficial. Visita nuestra página Web y conoce mas sobre la  Institución.

22 noviembre, 2016

Estudiantes universitarios celebran su día sorteando la crisis


Se celebra un año más el día del estudiante universitario en homenaje al grupo de jóvenes que el 21 de noviembre de 1957 iniciaron una huelga general en contra de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y que desencadenó una serie de fuertes protestas al régimen hasta su derrocamiento en enero de 1958.

Es así como este día se convirtió en tributo para la juventud venezolana que se ha formado durante generaciones, y que en la actualidad ante diversos factores económicos y sociales espera condiciones óptimas para su crecimiento profesional. Sobre estos aspectos, la representante estudiantil ante el Consejo Universitario de la UPEL, Isva Vera, manifestó que este año los estudiantes universitarios no tienen motivos de celebración frente a tantas carencias que, a su juicio, están empujando al estudiantado nacional a dejar su formación.

Br. Isva Vera, representante estudiantilante el Consejo Universitario de la UPEL,
“Sabemos que la escasez de alimentos en el país es un problema real. En el caso de la UPEL nuestros comedores han sido paralizados numerosas veces en lo que va del 2016. El Instituto Pedagógico de Maracay ofrecía 1mil 495 platos diarios y hoy está cerrado. Entonces, el joven que necesita de la alimentación balanceada para su estudio abandona la Institución” afirmó.

Acerca de las becas estudiantiles y preparadurías, Vera explicó que la UPEL no recibe de manera inmediata los recursos para su cancelación y en algunos institutos aún no cobran el monto decretado por el Primer Mandatario Nacional el pasado mes de mayo, a ello se suma la situación inflacionaria que atraviesa el país, por lo que señala la necesidad de que los estudiantes puedan gozar del beneficio actualizado.

La representante estudiantil considera que no hay incentivo para los próximos profesionales de la Nación, porque la oferta laboral ha disminuido: “para un estudiante de docencia el salario promedio de un maestro de escuela es de 200 bolívares. Es evidente que al mes es insuficiente para cubrir las necesidades básicas de una persona”, sentenció.

Ante estos hechos, Vera demandó más atención por parte del Ejecutivo Nacional a las universidades públicas. “No solo son los beneficios económicos sino los recreativos, este año fueron suspendidos los Juegos Venezolanos de Instituciones de Educación Superior (JUVINES) por falta de presupuesto y en 2017 se realizará un encuentro panamericano al cual enviaríamos a los representantes de nuestro país gracias a esa competencia. Necesitamos el apoyo del Estado en todas las áreas”.

Abandono de aulas y migración

Las carencias manifestadas por la comunidad estudiantil, así como la situación política, económica han incidido en la deserción de jóvenes estudiantes del país, lo que ha alertado a las autoridades upelistas en los últimos meses.

Raúl López Sayago, Rector de la UPEL
El rector Raúl López Sayago, recientemente señaló que la Casa de Estudios ha tenido una merma en la demanda que considera preocupante y que le “está llamando la atención desde hace aproximadamente tres años, pero tiene dos años acentuándose”, aseguró.

Según cifras oficiales de la UPEL correspondientes al mes noviembre de 2015, la matrícula de pregrado se ubicó en 70 mil 446 estudiantes y en postgrado en 22 mil 873 cursantes. Al comparar estos números con los del año 2014, período en el que la matrícula de pregrado fue de 87 mil 173 y la de postgrado de 23 mil 30, se evidencia una reducción del 19.15% de la matrícula de pregrado y de 0,68% en postgrado.

La máxima autoridad upelista afirma que la deserción no es sólo estudiantil sino también de profesionales que buscan en otras latitudes mejores condiciones para su desarrollo. “Ser profesional en Venezuela no te garantiza calidad de vida, sobre todo para los que están egresando y los que están estudiando actualmente. Cuando un muchacho se inserta en un proceso de formación profesional para egresar de una universidad está pensando si tendrá movilidad social. Lamentablemente, el hecho de ser profesional en estos momentos en nuestro país no te lo garantiza. Por ello tenemos esa diáspora, esa deserción nunca antes vista de la gente que ingresa a la universidad”.

Por su parte, la secretaria encargada de la UPEL, María Teresa Centeno, agregó que han aumentado la cantidad de solicitudes de documentos para apostillar: “En otras circunstancias estaríamos orgullosos de que nuestros estudiantes estuviesen en el exterior por su capacidad profesional que sabemos que tienen, pero entendemos que están buscando nuevos horizontes. Esto nos hace pensar que la situación del país no les está brindando seguridad. El canje de un sacrificio profesional por una tranquilidad o tener que elegir qué comer es muy doloroso para un país. Esa es la realidad que estamos viviendo en Venezuela. Aspiramos que puedan regresar e incorporarse a hacer un país de progreso, porque nuestros estudiantes y profesionales son muy valiosos y altamente calificados. Para nosotros es muy doloroso que el esfuerzo que hizo la universidad venezolana para formarlos se diluya porque nuestros jóvenes se tienen que ir obligados por las circunstancias”.

La educación como herramienta de reconstrucción

Para el Rector de la UPEL, el mensaje que debe dársele a la comunidad estudiantil y a los jóvenes profesionales es que no se marchen, porque las crisis no son eternas y en algún momento habrá un cambio. “Cuando Venezuela regrese a lo que en algún momento fue el mejor país del mundo, tendremos las posibilidad de que con nuestro trabajo alcancemos la calidad de vida que nos merecemos y que necesitamos los venezolanos y fundamentalmente nuestros jóvenes”.

María Teresa Centeno, Vicerrectora de Extensión
Por su parte, Centeno considera que al país lo van a reconstruir quienes creen que la formación, los principios y los valores democráticos son lo primero que debe haber en Venezuela y en ello la docencia juega un papel protagónico. “Yo exhorto a nuestros egresados, a los estudiantes y a quienes aspiran a estudiar la carrera de educación que si quieren reconstruir la Nación en estos términos, tienen que ser educadores, independientemente de su profesión. La pedagogía del amor, la pedagogía de la praxis, de la libertad y de la paz deben ser los baluartes que debemos enaltecer”.
Escrito por: Nicol Pérez.
Prensa Rectorado